FORO NACIONAL SOBRE LA SOLUCIÓN AL PROBLEMA DE LAS DROGAS ILÍCITAS

FORO NACIONAL SOBRE LA SOLUCIÓN AL PROBLEMA DE LAS DROGAS ILÍCITAS

 

http://www.pnud.org.co/sitio.shtml?apc=b-a-1–&x=73601#.UotOLOIXdDI

 

 

Jueves 26, siga en vivo la clausura a través de www.pnud.org.co; www.unal.edu.co; www.prismatv.unal.edu.co y por Radio Universidad Nacional: 10:30 a 1:00 pm.

– 1, 2 y 3 de octubre, en San José del Guaviare, Foro Regional. 

 

(Bogotá, septiembre 25) Con la participación de cerca de más de 1000  personas, de las cuales 700 provienen de todos los departamentos de Colombia, se desarrolla en Bogotá el Foro Foro Nacional sobre la Solución al Problema de las Drogas Ilícitas que a solicitud de la Mesa de Conversaciones de La Habana organizaron la ONU y la Universidad Nacional, sobre el punto 4 del Acuerdo General para la Terminación del Conflicto.

 

La necesidad de una política estatal antidrogas integral y multidimensional que responda a las necesidades de un país que busca la paz, la responsabilidad internacional, la afectación diferencial contra las mujeres, poblaciones afrocolombianas e indígenas; la necesidad de sustituir las políticas de criminalización hacia los consumidores por políticas de salud y educación; el respeto por los usos culturales y medicinales; el preocupante aumento del consumo interno; y la situación de los jóvenes en riesgo, fueron temas en los que la mayoría de los panelistas y participantes coincidieron durante la primera jornada de este foro que terminará mañana, en Bogotá.

El evento fue instalado por el rector de la Universidad Nacional, Ignacio Mantilla, el coordinador de la ONU, Fabrizio Hochschild, y monseñor Héctor Fabio Henao, director de Pastoral Social. Posteriormente, se realizaron 5 paneles con invitados internacionales y de los territorios colombianos. 

“Colombia es un país plenamente integrado a la arquitectura global del control de drogas y contribuye a los esfuerzos internacionales sobre el tema”, dijo en la instalación Fabrizio Hochschild, coordinador de la ONU. “Ya en 2003 el Informe sobre Desarrollo Humano señalaba que ´las drogas ilícitas se han convertido en centro de gravedad del conflicto colombiano´ y sugería, por ejemplo, convertir en prioridad detener el derramamiento de sangre y enfocar las políticas antidrogas hacia las causas y no sólo hacia los síntomas”.

El Coordinador de la ONU destacó en sus palabras que a través de UNODC se ha identificado cómo hay recurrencia en la presencia de cultivos ilícitos en zonas con una limitada o inexistente presencia del Estado, bajos índices de desarrollo humano, fuerte presencia de actores armados ilegales y altos niveles de conflicto y violencia. “La economía de estas regiones es débil y, en la mayoría de los casos los cultivadores cocaleros no ganan más que otros campesinos y agricultores. Hoy no es cierto que los campesinos reciban ganancias extraordinarias gracias a los cultivos ilícitos. Por el contrario, los cultivos alternativos son altamente demandados por los cultivadores. Existe una gran necesidad de programas de desarrollo alternativo, infraestructura y acceso a mercados”, precisó.

A su turno, monseñor Henao enfatizó sobre el impacto de la cadena de las drogas ilícitas sobre la cultura, la corrupción y las precarias condiciones de vida de los campesinos, así como  las nuevas modalidades como el microtráfico y los desplazamientos intraurbanos: “Las drogas ilícitas son un elemento dinamizador de la violencia”.

El debate internacional

Tras la explicación de la metodología por parte del profesor Alejo Vargas, director del Centro de Pensamiento y Seguimiento a los Diálogos de Paz de la Universidad Nacional, fue presentado un mensaje del ex presidente de Brasil Fernando Henrique Cardoso, quien indicó que ya es el momento de revisar la política global antidrogas, un tema que amenaza a toda la sociedad y ha llevado a los colombianos un gran sufrimiento.

El asesor del PNUD, profesor Absalon Machado, presentó sus reflexiones en torno a los avances de la Mesa de Conversaciones sobre el tema agrario y su articulación con la problemática de las drogas ilícitas. “Es preciso no caer en el simplismo de las soluciones de sustitución de la coca por la producción de alimentos o de otros productos de ciclo corto e incluso largo, y quedarse allí sin considerar el contexto del conflicto y de los mercados y la acción del Estado –afirmó Machado-. El caso de las drogas y los cultivos de uso ilícito es uno de aquellos donde la relación entre lo urbano y lo rural en el desarrollo rural es absolutamente clara. Poco podrán hacer las políticas de desarrollo agrario integral si los consumidores urbanos de drogas persisten en esa actividad demandando volúmenes crecientes de coca”. Lea aquí palabras del profesor Machado.

Machado insistió en que el desarrollo integral debe incorporar tanto a toda la población involucrada en los cultivos.  Y concluyó: “Finalmente, sin instituciones y gobernanza no hay política ni programa de sustitución de cultivos o de reconversión productiva que resista, en un mercado globalizado y dominado, en el caso de las drogas, por redes mafiosas”.

En el marco del panel internacional, Adam Isacson, de Wola, hizo un análisis crítico de la política antidrogas en Colombia en cuanto se ha generalizado la violencia y no ha disminuido la magnitud de un negocio que, por el contrario, se ha dispersado hacia otros países. Destacó que el momento actual es idóneo para un cambio en esta estrategia y propuso acciones como: no perseguir a los más vulnerables (adictos y pequeños productores); acabar con las largas sentencias contra los infractores; dejar de fumigar; llevar al Estado a las zonas de producción; garantizar que los narcotraficantes no puedan gozar de sus rentas; y “seguir el dinero” en las investigaciones criminales.

Por su parte, Paul Simons, de CICAD-OEA , explicó la propuesta hemisférica recientemente presentada por este organismo en respuesta a una iniciativa del presidente Santos: “se consolida cada vez más la idea de enfocar el problema de las drogas en el marco de la salud pública”, dijo, señalando que hay una creciente apertura a que los países experimenten otras opciones en la política antidrogas.

Otros invitados internacionales son Kathryn Ledebur, de la red Andina de Información; Rafael Franzini, de UNODC para Brasil y el Cono Sur; Cesare Cattini, por la Red de Inclusión Social, Josep Rovira,  Fundación ABD; la consultora Susana Fergusson: el padre Ambrocio Ojeda, de la Fundación Luis Amigó;  Javier Sagredo, del PNUD Nueva York; Martin Jelsma, Transnational Institute.

El debate nacional

En representación de los jóvenes, John Algier Heredia, de Red de Prevención Juvenil, advirtió que debe acabarse el ciclo nefasto “del joven que compra droga, que la vende, que la consume, que lo destruye” y urgió por acciones encaminadas a garantizar que ese sector de la población tenga unas condiciones de vida dignas pues, a su juicio, en gran medida, en muchos sectores barriales, “los jóvenes terminan en las drogas porque no tienen oportunidades, viven el mínimo, con lo mínimo y con el mínimo”.

Luis Fernando Arias, presidente de la ONIC, destacó cómo todos los sectores del país se han visto afectados por el problema de las drogas y la forma en que la política global antidrogas ha lastimado la vida de las comunidades indígenas y su entorno. Por ello pidió soluciones sostenibles y concertadas que respeten las tradiciones, culturas y usos medicinales: “No nos parece utópico poder vivir con dignidad”.

A su turno, Ariel Palacios, de la Conferencia Nacional de Organizaciones Afrocolombianas, contó cómo el problema de las drogas afecta los derechos humanos de las comunidades negras de múltiples formas, y en particular a los jóvenes: “la siembra y producción pasa por la presión de los actores armados que además tienen una estrategia para llevarse a nuestros jóvenes”. Palacios invitó a que las políticas de erradicación se basen en un amplio diálogo intercultural.

Julia Cavarvas, delegada de varias organizaciones de mujeres colombianas, explicó cómo la cultura del narcotráfico se refleja en prácticas contra el cuerpo de las mujeres  que reproducen las relaciones de poder, subordinación y explotación económica. Entre las acciones propuestas por Cavarcas se incluyen: políticas de desarrollo rural que tengan en cuenta la subordinación de las mujeres; legalización regulada por el Estado de cultivos cuyo uso sea medicinal, recreativo e industrial; una política integral de salud basada en el respeto por los derechos humanos y que tenga en cuenta diferencias étnicas, de género y culturales; acciones que amplíen las oportunidades laborales; una política carcelaria diferencial para mujeres presas por tráfico.

Por su parte, el experto Ricardo Vargas se preguntó si existe una política pública contra los poderes mafiosos, cuyo desmonte es fundamental para lograr la paz.

PANELES SOBRE LOS SUBTEMAS DE LA AGENDA

En la tarde del martes 24 tuvieron lugar tres paneles, organizados según los subtemas del punto 4 del  Acuerdo General para la Terminación del Conflicto:

Panel 1: “Las soluciones a la problemática de los cultivos de uso ilícito en un escenario de construcción de paz”

La guerra contra las drogas ha fracasado en el mundo, en el hemisferio y en la región, señaló en este panel –el más concurrido- Ricardo Soberón, del Centro de Investigación de Drogas y Derechos Humanos, afirmando que al campesino cultivador no se le debe considerar ni como delincuente ni víctima. “Hay que recuperar su carácter de ciudadano, con derecho a participación en las decisiones, pero también con obligaciones, como el conocimiento de lo que hay en su predio, cómo se produce y qué no se debe producir”.

Francisco Thoumi, de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes de Naciones Unidas, advirtió que Colombia necesita trabajar en su estructura socioeconómica, que constituye la raíz de  un sinnúmero de trabas para su democracia. Desvirtuó la magnitud de la influencia de los Estados Unidos en la política antidrogas colombiana e insistió en la necesidad de desarrollar una ciudadanía moderna, para lo cual es indispensable afrontar acabar con la cultura mafiosa. “Los cultivos ilícitos son sintomáticos de los problemas sociales no resueltos. Lo mismo para países consumidores como Estados Unidos, que de ese modo develan cantidad de dificultades estructurales que no ha podido resolver”, concluyó. 

El general retirado Rafael Colón dijo que los colombianos aún no se dan cuenta de que el país es fundamentalmente rural. Por ello políticas eficaces en zonas de cultivos de uso ilícito deben combinar sostenibilidad e integralidad.

“Mi pueblo ha sido uno de los más afectados por cultivos de amapola. Cada semana eran dos o tres muertos. Todos somos víctimas”  contó Hernando Chindoy, del resguardo indígena de Aponte (Nariño). Por su parte, Éder Sánchez, de la ANUC (putumayo) explicó a los asistentes que ante las agresiones sólo le quedaba la resistencia para la defensa del territorio: “cueste lo que cueste vamos a implementar un plan de desarrollo alternativo o amazónico”.

Panel 2: “Cómo responder a la problemática del consumo de drogas en un escenario de construcción de paz”

Susana Fergusson manifestó: “Estamos en una instancia de debate sobre el autoconsumo y la autoplantación de la marihuana, un punto en el camino para pensar la regulación de las sustancias, un modelo de control pero no de represión. No es armar sistemas de seguridad o de atención, sino escenarios de convivencia”. 

De igual modo, en este panel se planteó que el Estado debe comprender la necesidad de sostener un enfoque comunitario que reconozca las múltiples causas y garantice el respeto por los derechos humanos.

Otros participantes se centraron en la construcción de paz fundamentada en lo local y en un trabajo comunitario, que establezca redes sociales donde participen los actores de la comunidad, dando respuesta a problemáticas y necesidades priorizadas por ellos. 

Panel 3: Propuestas para solucionar el fenómeno de producción y comercialización de narcóticos”

Rodrigo Uprimny, director de Dejusticia, destacó que la solución al problema de las drogas ilícitas requiere políticas más humanas y democráticas que el prohibicionismo internacional que fracasó estructuralmente. Recordó que esta política ha producido daños, sufrimientos, y ha generado mafias violentas con una gran capacidad corruptora, así como leyes antidemocráticas que congestionan cárceles y marginan  usuarios.

Al resaltar que sí hay políticas alternativas más humanas y democráticas, dijo: “se trata de reducir los daños primarios (como la capacidad del alcohol de producir cirrosis) pero sin incrementar los daños secundarios (como crear las mafias que provocan las políticas de control)”. Y resaltó que el esfuerzo del país debe traducirse en medidas concretas, como no criminalizar a los eslabones más débiles de la cadena y reorientar toda la política hacia las organizaciones criminales, teniendo en cuenta que su objetivo es reducir no tanto la oferta sino el daño sobre las personas y sobre la democracia.

Mañana jueves 26 de septiembre el foro terminará. La sesión de clausura podrá ser vista en vivo a través de www.prismatv.unal.edu.co; radio Universidad Nacional; www.unal.edu.co y www.pnud.org.co

ESCUCHE LOS AUDIOS DEL FORO

– Fabrizio Hochschild, Coordinador Residente y Humanitario de la ONU en Colombia

http://nacionesunidas.org.co/radio_files/AUDIOS_RADIO_ONU/Foro_Cultivos_Ilicitos/Fabrizio_CR.MP3

– Alejo Vargas, Director del Centro de Pensamiento y de Seguimiento al Conflicto de la Universidad Nacional de Colombia 

http://nacionesunidas.org.co/radio_files/AUDIOS_RADIO_ONU/Foro_Cultivos_Ilicitos/Alejo_Vargas.MP3

– Monseñor Héctor Fabio Henao, Director del Secretariado Nacional de Pastoral Social

http://nacionesunidas.org.co/radio_files/AUDIOS_RADIO_ONU/Foro_Cultivos_Ilicitos/Hector_Fabio_Henao.MP3

– Rueda de Prensa después de la instalación del Foro, participan Alejo Vargas y Fabrizio Hochschild

http://nacionesunidas.org.co/radio_files/AUDIOS_RADIO_ONU/Foro_Cultivos_Ilicitos/Rueda_Prensa_Jornada1.MP3

– Reflexión del Señor Fabrizio Hochschild sobre el pronunciamiento del Presidente de la República de Colombia, Juan Manuel Santos, en la Asamblea General de las Naciones Unidas. 

 

http://nacionesunidas.org.co/radio_files/AUDIOS_RADIO_ONU/Foro_Cultivos_Ilicitos/Reflexion_Intervencion_Juan_Manuel_Santos_ONU.MP3

This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s