ENTREVISTA ANDRES PARIS ‘NUEVO CONGRESO NO ES EL QUE SE NECESITA PARA CONSEGUIR LA PAZ’: FARC

‘Nuevo Congreso no es el que se necesita para conseguir la paz’: Farc

  • Sábado, 15 Marzo 2014 00:00
  • Escrito por  El tiempo

http://www.pazfarc-ep.org/index.php/entrevis/1793-nuevo-congreso-no-es-el-que-se-necesita-para-conseguir-la-paz-farc.html

 

 

 

 

 

‘Andrés París’ afirma que la composición del legislativo hace obligatoria la constituyente.

Aunque por razones distintas, las Farc, como el expresidente Álvaro Uribe, cuestionan la legitimidad del Congreso elegido el domingo pasado. Tras la abstención de más del 55 por ciento, los votos nulos y en blanco, se llenaron de razones para insistir en que solo una asamblea constituyente representará suficientemente al país para hacer viables los eventuales acuerdos de paz con el Gobierno.

Cinco días después de la jornada electoral, las Farc permitieron que su vocero, ‘Andrés París’, hablara con EL TIEMPO sobre las primeras impresiones de la guerrilla. Creen que hay intención de “agigantar” el temor hacia Álvaro Uribe para, en las presidenciales, conseguir votos para partidos tradicionales como, según dicen, ocurrió en su momento frente a Álvaro Gómez Hurtado.

‘París’ adelanta que ya están trabajando en mecanismos para resolver el tema de las víctimas, basados en la experiencia internacional, que “en ningún caso termina con cárcel para una de las partes”.

¿Les da tranquilidad el nuevo Congreso frente al proceso de paz?

No hemos hecho una evaluación total del resultado electoral, pero vemos que las fuerzas que lo apoyan alcanzan mayorías. Eso es muy importante, pero que el proceso de paz salga adelante va más allá de este Congreso.

¿Sugiere que para las Farc el nuevo Congreso no es suficiente, y en ese sentido siguen montadas en una asamblea constituyente?

Correcto. Este Congreso lo que demuestra es la necesidad de buscar espacios de apertura democrática. En el proceso electoral hay que mirar el universo de los que participan, pero también el de los que no participan y el de los que participaron pero no vieron opción.

¿Qué tan perturbadora les resulta la presencia del expresidente Álvaro Uribe en el Congreso?

Quieren agigantar el ‘coco’ de Uribe, incluso sectores de izquierda. Ese mecanismo se ha usado en otras épocas. Antes, el ‘coco’ era Álvaro Gómez Hurtado, y a cuenta de alborotar el miedo del centro y la izquierda cooptaron a muchos para que votaran por el Partido Liberal.

¿Creen que hay intención de darle a Uribe más importancia de la que tiene?

Claro. Si hay un rompimiento de fuerzas de derecha y de ultraderecha, deben demostrarle a Colombia que es así. No podemos caer en la trampa de la falsa polarización Santos-Uribe.

¿Es falsa, según las Farc?

Hay un enfrentamiento por el poder, pero coinciden en el esquema político y económico. No vemos diferencias entre lo que ofertan Santos y Uribe.

¿Y esto qué significa frente a la mesa de paz?

Que el establecimiento se divide entre derecha y ultraderecha, pero no se abre un matiz de centro o socialdemócrata. El nuevo Congreso es el de las transnacionales, no es el que se requiere para transformaciones profundas.

La Unión Patriótica estaba en el escenario. ¿Cómo entienden que le haya ido tan mal (no obtuvo curules)?

Las elecciones mostraron una abstención de más del 55 por ciento. Hay que considerar por qué ninguna propuesta de derecha, ultraderecha y de izquierda mueve a esos colombianos.

¿Eso cuestiona a las Farc como fuerza de izquierda que quiere llegar a la política?

Eso cuestiona la legitimidad de cualquier elección en Colombia. Además, los votos nulos y los no marcados son más de 3 millones, y súmele a eso los votos en blanco.

¿Pero no llama la atención de las Farc que la Unión Patriótica o partidos alternativos tengan bajo efecto en la opinión?

Hay que darle a la UP la oportunidad de competir en igualdad de condiciones con las otras fuerzas. Después de de 17 o 20 años de desaparición, no se podía pretender un buen resultado. El hecho es que el Congreso y el Gobierno no agotan la expresión política en Colombia, hay otros factores en movimiento, y las luchas agrarias van a mostrar la real influencia de estas fuerzas.

Precisamente, grandes productores del campo tienen hoy dudas sobre lo acordado con las Farc en el tema agrario…

Es mentira que lo acordado entre las Farc y el Gobierno, como dice el presidente de la SAC, amenace los intereses de los latifundistas, porque uno de los puntos que quedó pendiente fue el papel del latifundio.

Si no hay acuerdos con el Gobierno en esos temas pendientes, al final todo el proceso de paz se puede caer. ¿Entonces a qué le apuntan las Farc?

A que esos temas fundamentales convoquen a todo el país. Lo que no hace un proceso electoral, que mantiene indiferente a un 75 por ciento de los colombianos, puede hacerlo la discusión alrededor de la mesa. Que Colombia pueda opinar sobre unos cambios medianamente profundos y que nos comprometamos los distintos sectores a hacer esos cambios.

Vuelven al tema de la constituyente…

Claro, porque este debate electoral no agotó las expresiones políticas ni va a ser el que reforme profundamente a Colombia (…) Es el constituyente directo el que abrirá las puertas del cambio, y las fuerzas que ahora apoyan el proceso de paz van a coincidir en esa constituyente.

¿También pretenden llevar a una constituyente la fórmula jurídica para la paz?

Públicamente hemos expresado que solo aceptamos lo que bilateralmente acordemos. El marco jurídico para la paz fue hecho a la sombra del proceso que ya se había iniciado, no fuimos consultados. Vamos a presentar nuestras fórmulas cuando se aproxime el tema de víctimas, que es el que sigue al de cultivos ilícitos.

¿Fórmulas para reparar a las víctimas de todos los lados, para que haya justicia?

No dentro de esa terminología, pero sí sobre mecanismos para darle una nueva realidad jurídica al acuerdo.

¿Cómo sería?

Esto es de una elevada confidencialidad, pero se están consultando mecanismos, bien alejados de ese espíritu macartizador frente a las Farc. Lo principal es que sea bilateral y que tenga en cuenta la experiencia internacional, que no muestra ningún caso en el que una de las partes termina en la cárcel. Todos los acuerdos presuponen una política de reconciliación que permita una nueva etapa.

¿Y si las víctimas pidieran cárcel?

Hemos dicho que las víctimas deben hacerse presentes en la mesa.

¿Y si vienen a La Habana y dicen que ustedes deben pagar al menos un año de cárcel?

También pueden venir y decir que los generales de los últimos 30 o 50 años paguen cárcel.

¿Y si piden cárcel para los generales, ustedes pagan cárcel tranquilos?

No respondo eso. Me devuelvo a que todo acuerdo debe ser bilateral.

Posible acuerdo sobre cultivos ilícitos antes de elecciones

El Gobierno se fue la última vez de La Habana pidiendo más acuerdos y menos palabras…

Hemos mostrado la voluntad de avanzar en el punto de cultivos ilícitos, hemos hecho varias propuestas y hemos escuchado las del Gobierno. El debate es intenso, pero es posible conciliar.

¿Ya las Farc aceptaron la presencia militar en las zonas donde haya erradicación voluntaria de cultivos ilícitos?

El acuerdo de paz no significa la desaparición del Estado. Pero una cosa es la presencia del Estado y otra, solo la presencia militar. La concepción de consolidación que tiene el Gobierno es un obstáculo, porque es esencialmente un plan de consolidación militar.

¿Es posible un acuerdo en cultivos ilícitos antes de la elección presidencial?

Debería ser posible. Faltan casi tres meses.

¿Qué significa para las Farc la llegada de ‘Fabián Ramírez’ a la mesa?

No llegó por el tema de cultivos ilícitos, sino por unos cambios que teníamos que hacer. Él, Fidel y Jairo (Martínez) fueron incorporados porque tuvieron experiencia en los diálogos del Caguán.

La llegada de ‘Fabián’ indica que el Bloque Sur está con el proceso de paz; entonces, también demuestra que la ‘Teófilo Forero’, que estaba preparando un atentado contra Uribe, está con el proceso de paz…

De esas cosas que golpean la realidad noticiosa, unas se han comprobado y otras no, pero simultáneamente está en la realidad, aceptada por las partes, que estamos en medio de un conflicto armado.

Entonces, la ‘Teófilo’ puede seguir preparando atentados de gran impacto…

El Estado ha seguido preparando operaciones militares, y las Farc no preparan atentados sino que responden militarmente.

¿Y el atentado en un supermercado del Chocó qué es?

No tenemos información de esa acción ni de otras que nos han asignado. Pero las rechazamos. Criticamos públicamente la acción de Pradera.

¿Y cómo van a controlar a la gente que está en terreno?

Todo el que atente contra la orden de no atacar a la población civil será sancionado de acuerdo con los reglamentos internos.

¿Cuándo van a dejar de usar minas antipersona?

Cuando lleguemos al cese bilateral de fuegos, se lo hemos dicho al Gobierno.

Pero ustedes tienen que reivindicarse ante el país…

Estamos listos para firmar un acuerdo humanitario, que empiece por un cese bilateral del fuego. Es el Presidente quien lo ha rechazado.

‘Un caballo de Troya uribista’

Enrique Peñalosa, que se ha revelado como una opción electoral importante, ha dicho que mantendría el proceso de paz…

Al igual que con las otras candidaturas, no tenemos un pronunciamiento oficial, pero percibimos a Peñalosa más como un caballo de Troya uribista que como una propuesta de cualquier otro sector.

MARISOL GÓMEZ GIRALDO
Enviada especial a La Habana
@MarisolGmezG

This entry was posted in Elecciones, Entrevista, FARC-EP and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s