EL ACOSO DE LAS BACRIM NO CESA EN BUENAVENTURA

El acoso de las bacrim no cesa en Buenaventura

Pese a que el Ministerio de Defensa ha reforzado el pie de fuerza en el puerto, los ciudadanos mantienen su temor por los actos criminales.

POR DANIEL RIVERA MARÍN | Publicado el 25 de marzo de 2014

http://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/E/el_acoso_de_las_bacrim_no_cesa_en_buenaventura/el_acoso_de_las_bacrim_no_cesa_en_buenaventura.asp

 

 

 

 

 

En un mes han llegado a Buenaventura 380 policías, 400 soldados y 200 hombres de la Infantería de Marina para garantizar la seguridad de los ciudadanos que han visto como la guerra entre bandas criminales y el ajuste de cuentas cobran vidas de manera macabra. Ya hay resultados: el sábado se incautó una tonelada de cocaína que iba para Centroamérica y el domingo se capturó a un supuesto cabecilla de “Los Urabeños”, conocido en el puerto como “el Fat” o “Bola”.

Pero la situación en Buenaventura revela las tácticas de guerra que usaron los paramilitares entre 1998 y 2006 en Colombia. En entrevista con la Revista Semana, Max Schoening, investigador de Human Rights Watch, y quien realizo un estudio sobre la ciudad, reveló que el 13 de septiembre del año pasado, un día después de una marcha y una plegaria por la paz convocada por el obispo de Buenaventura, y en la que participaron cientos de ciudadanos, las bandas criminales dejaron la cabeza de un joven de 23 años en una cancha de fútbol, repartieron sus restos por los barrios y amenazaron a los familiares por exigir justicia.

Según un líder comunal del barrio Viento Libre, al que le dicen Viento Plomo, pese a la presencia de las autoridades en Buenaventura todos tienen miedo de denunciar que los extorsionan, porque cualquiera que tenga un negocio, por pequeño que sea, tiene que pagar, y la amenaza para “el sapo” es que si denuncian “lo pican en pedacitos”.

Justo José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, dijo que la situación que se vive en el puerto es una de las situaciones más alarmantes que han registrado en Colombia desde que trabajan en el país. “Barrios enteros de la ciudad se encuentran bajo el dominio de poderosos grupos sucesores de paramilitares… que restringen la circulación de habitantes, reclutan a sus hijos, extorsionan a comerciantes y participan habitualmente en actos aberrantes de violencia”, aseguró Vivanco, quien agregó que solo pasar de un barrio a otro puede significar un secuestro y ser desmembrado.

El contralmirante Pablo Romero Rojas, Comandante de la Fuerza Naval del Pacífico, aseguró que “el objetivo con este reforzamiento militar en Buenaventura, como lo hemos llamado a nivel local, es recuperar la sensación de seguridad entre la gente, causar un impacto que sea inmediato, sentido, demostrable”.

CONSECUENCIAS

COMERCIO A LA BAJA EN EL PUERTO

En lo que va de 2014, en Buenaventura se han cancelado 134 registros mercantiles de personas naturales, es decir que 134 negocios han cerrado. Además, se ha registrado una disminución del 17 por ciento en la apertura y registro de este tipo de negocios con respecto al año anterior. Todo apunta a que la violencia y las extorsiones de las bandas lo explicarían, aunque no hay manera de comprobarlo por la falta de denuncias, dijo Alexánder Micolta, Presidente Ejecutivo de la Cámara de Comercio.

EN DEFINITIVA

Aunque el Gobierno Nacional ha reforzado la seguridad en Buenaventura, las intimidaciones de las bandas criminales son tan fuertes que las personas tienen miedo y no denuncian.

This entry was posted in Justicia Transicional, Paramilitares and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s