LA IMPERIOSA NECESIDAD DE LA PAZ

11 Jun 2014 – 7:42 pm

De acuerdo con la ONG, en 2013 hubo, por lo menos, 219.405 desplazados en Colombia

‘La imperiosa necesidad de la paz’

Codhes advierte que los años en los que se registró una mayor cantidad de desplazados fueron los mismos en los que se implementaron políticas “guerreristas” y que, aunque la atención a las víctimas sigue presentando “enormes vacíos”, se ha avanzado mucho con el solo hecho de reconocerlas.

http://www.elespectador.com/noticias/judicial/imperiosa-necesidad-de-paz-articulo-497767

 

 

 

La advertencia la hace la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes) en su más reciente informe: “La sistemática y permanente generación del desplazamiento durante estas décadas ha llevado aparentemente al país a habituarse al fenómeno y a negarse a reconocer que las políticas guerreristas, detrás de las cuales se esconden intereses de dominios territoriales para la explotación legal e ilegal de recursos apetecidos internacionalmente, se colocan en la base de esta catástrofe humanitaria”.

Y agrega que “los períodos con mayor número de víctimas de desplazamiento corresponden a los gobiernos de Andrés Pastrana y Álvaro Uribe. Cada uno de los cuales reportaba más de 1 millón de desplazados en los estimados de Codhes y más de 1 millón 200 mil asumiendo los datos de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas. Esto significa que las decisiones político militares de los actores involucrados llevaron al despojo, la expulsión, la negación de la vivienda, el trabajo, el acceso a la salud y la educación, la identidad, la posibilidad de asociación y múltiples derechos más, de, por lo menos, 342.050 hogares en cada cuatrienio”
Por eso esa ONG hace llamada en favor de la paz para que se acabe con la pesadilla del desplazamiento que, según esta entidad, afectó a 219.405 colombianos en 2013. “Si bien, la cifra podría ser mayor pues aún muchas personas no han declarado su situación o definitivamente no piensan hacerlo, ésta, excepto Siria, no tiene igual en el mundo”. Codhes señala que, al ascender el número de desplazados –desde 1985 hasta 2013– a 5.921.229 personas víctimas de este flagelo, Colombia continúa siendo el país con más desplazados en el mundo sólo comparable con la situación de Siria, donde se calcula entre 4,25 y 6 millones de personas y muy por encima de El Congo, con 3 millones de desplazados; Sudán, con 2 millones 445 mil, o Iraq, con entre 2 y 2,84 millones.

Una tragedia que, según Codhes, afecta a por lo menos 845 municipios –el 73% de todos los municipios– en 31 departamentos. 34 ciudades concentran el 61,1% de los desplazados, mientras en 811 municipios se distribuyen el 38,9%. “Ello debería implicar diferentes estrategias en materia de organización institucional para el registro, la atención, la reparación y el restablecimiento de derechos a la población afectada”, asevera Codhes.

Este flagelo se ha ensañado, sobre todo, con la costa pacífica que recibe a 4 de cada 10 desplazados en Colombia. 177 de los 179 municipios de la región recibieron desplazados y lo hicieron en un promedio dos veces superior al de los demás municipios. Y por otro lado dos municipios de esta costa –Tumaco y Buenaventura– encabezan la lista de municipios expulsores y con la mayor tasa de desplazamientos masivos. “Durante el 2013 se observaron 145 casos de desplazamientos masivos: cerca de 29.617 personas desplazadas pertenecientes a 7.558 familias. Mientras que en 2012 se habían desplazado 44.906 personas pertenecientes a 7.518 familias. Los departamentos en Colombia con mayor número de personas afectadas por desplazamientos masivos son: Antioquia 4.206, Cauca 8.275, Chocó 2.685, Córdoba 1.133, Nariño 5.168 y Valle del Cauca 5.361”.

Para complicar el panorama, Codhes advierte que loa atención y reparación a los desplazados –así como la prevención para que el fenómeno no se siga produciendo– siguen presentando “enormes vacíos que muestran que el estado no ha asumido eficazmente su responsabilidad al respecto y que continuamos en un estado de cosas inconstitucional”. No obstante, resalta que durante el gobierno Santos “se ha producido un paso muy importante en el reconocimiento de las víctimas de manera que después de décadas de negación del conflicto o de la intensidad de los daños”.

No obstante, la tragedia sigue, como lo ilustran las palabras del presidente de la Corte Constitucional, el magistrado Luis Ernesto Vargas Silva, durante la presentación de este informe. “No es concebible que Colombia cuando se dicta la sentencia T-025 de febrero 2004 –que declaró el estado de cosas inconstitucional por cuenta del desplazamiento– había 1.382.000 colombianos víctimas del desplazamiento y que ahora nos encontremos con un universo de 5.537.883 víctimas registradas. Esas son las secuelas de la guerra y de que los colombianos no le prestemos la debida atención a que prácticamente el 11 por ciento de la población colombiana sea víctima del desplazamiento”.

El magistrado agregó que “lo que hizo la corte en el año 2004 fue visibilizar esa tragedia: no eran almas errantes que deambulaban por las calles o que estorbaban en las esquinas. Son seres humanos que requieren el máximo de atención. Deberíamos todos los colombianos reflexionar que las secuelas de las guerra no solo nos dejan 5 millones 537 mil colombianos desplazados sino, además, lo que le cuesta al país la reparación administrativa y las demás reparaciones que le debemos a esas víctimas (…) Pareciéramos no querer reconocer esta tragedia y, entonces, esta seguirá creciendo”.

This entry was posted in conflicto armado and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s