EL ELN EN EL 2014

EL ELN en el 2014

La principal fuente de financiación de esta guerrilla proviene de la extorsión y del secuestro de empleados de empresas multinacionales que realizan actividades de exploración y explotación en zonas de influencia de esta guerrilla

11 junio, 2014

http://www.pares.com.co/carrusel/el-eln-en-el-2014/

 

 

Cuál es el estado actual del ELN, cómo llega al proceso de paz y cuáles son sus apuestas, son las preguntas que la ciudadanía se hace. El ELN tiene presencia en 92 municipios de Colombia siendo la segunda guerrilla del país, estos municipios se agrupan en 7 regiones del país. Su evolución militar ha tenido diferentes altibajos, durante los ochentas tal vez fueron la guerrilla más fuerte de Colombia y en la década de los noventa la ofensiva paramilitar castigó fuertemente su base social comenzando así un proceso de debilitamiento.

Sin embargo, desde el 2009 ha iniciado un proceso de recomposición de su estructura. Sus acciones en el último año se han centrado en los departamentos de Arauca, Norte de Santander, Chocó y en la región del Sur de Bolívar, zonas donde se presentan niveles altos de explotación de recursos naturales por parte de empresas multinacionales y el Estado Colombiano, siendo precisamente el ataque a la infraestructura petrolera y energética del país unas de sus principales acciones armadas.

Durante los últimos años las acciones del ELN se han dirigido principalmente  contra la infraestructura minero –energética. La principal fuente de financiación de esta guerrilla proviene de la extorsión y del secuestro de empleados de empresas multinacionales que realizan actividades de exploración y explotación en zonas de influencia de esta guerrilla.

El inicio de los diálogos exploratorios entre el gobierno colombiano y el ELN representan un nuevo intento por alcanzar una salida negociada al conflicto con esta guerrilla. El ELN se constituyó en 1964, y desde ese momento su historia se puede resumir en cuatro momentos: el primero comprendido entre los años de 1964 y 1973, caracterizado por la preponderancia del componente militar de esta organización lo que les permitió ganar influencia en el oriente colombiano. Sin embargo, este periodo se cierra con un ELN mermado luego de la operación Anorí en 1973, sumadas las operaciones militares que le sucedieron dejando a esta guerrilla notablemente  golpeada.

Un segundo momento se desarrolla  entre los años  1983 y 1985, que se  inicia con la reunión de los sobrevivientes de la ofensiva militar del periodo anterior, quienes se  plantean una restructuración política y militar del grupo insurgente para lo cual deciden promover el trabajo de base y el control militar de zonas consideradas por el ELN como estratégicas. En este momento la bandera política del grupo guerrillero fue las inversiones en petróleo y minería.

Durante los ochentas el ELN lanza la campaña “Despierta Colombia, te están robando el petróleo”, lo cual significó cientos de ataques a esta infraestructura y el aumento de los ingresos de esta guerrilla producto de las extorsiones y lo que les permitió recuperarse e iniciar un proceso de crecimiento y expansión.

En 1996  se realiza el III congreso de  este grupo insurgente, en el que replantea su táctica y define combinar el trabajo militar con el trabajo político, así como pasar  de los Frentes de Guerra a las Áreas de Operación bajo la premisa de que se encontraba en un proceso de crecimiento y expansión. Sin  embargo para ese momento la ofensiva paramilitar lo estaba castigando fuertemente lo que los llevó al fracaso del planteamiento táctico asumido, dejando como resultado una guerrilla diezmada que decide utilizar como mecanismo para finalizar el conflicto la salida negociada sin éxito. Este momento termina en el año 2000.

El último momento que vive el ELN se gesta en el cuarto congreso de esta guerrilla, que tuvo lugar en el año 2006. Allí se  dio preponderancia a la promoción de una “fuerza política de masas” y reconocieron la postura que  a través del acceso a posiciones de poder se puede transformar el Estado desde adentro.  Desde el año 2009 ha iniciado un proceso de recuperación, que si bien no alcanza los niveles que tenía en el 2000, ni puede ser comparada con la dinámica de confrontación de las FARC, muestra que el cambio de táctica del ELN ha llevado a un repunte en el número de acciones de esta guerrilla generando impactos en los territorios donde tiene presencia. La siguiente gráfica muestra la evolución de las acciones armadas entre 1997 y el año 2013.

Gráfica 1: Acciones del ELN 1997-2013

Tabla

 

 

Actualmente el ELN tiene siete Frentes de Guerra: el Oriental, que abarca los departamentos de Arauca, Boyacá y Casanare (Área ABC), su máximo jefe es Gustavo Aníbal Giraldo alias Pablito; el  frente de guerra Nororiental presente en algunos municipios de Santander y Norte de Santander, bajo el mando de Carlos Martínez  alias Alexander; el Darío Ramírez Castro en el  sur de Bolívar y bajo cauca antioqueño; el F.G. Occidental presente en  el Chocó, comandado por Ogli Padilla; el del Norte, que se está reconstruyendo luego de haber desaparecido casi en su totalidad, y que  tiene presencia en el Cesar y  La Guajira bajo el mando de Pedro Cabarcas – Samuel; el Suroccidental que tiene presencia en Nariño y Cauca, fuertemente  golpeado durante la guerra con las FARC entre 2008 -2010  y que  perdió legitimidad en la zona por sus alianzas con bandas criminales,  ha dedicado en los últimos años sus  esfuerzos al fortalecimiento de su base social. El Frente de Guerra Urbano, creado por primera vez en el 2006 con  presencia en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y con menos fuerza en Cúcuta y Bucaramanga. Sin embargo la fortaleza de este último frente es marginal.

El Comando Central – COCE – es la máxima instancia de este grupo guerrillero centralizando las decisiones militares y políticas, tiene la misma conformación desde el  último congreso y  está compuesto por  el máximo comandante del ELN, Nicolás Rodríguez Bautista (Gabino); el responsable militar Eliecer Chamorro (Antonio García); Israel Ramírez  (Pablo Beltrán); Rafael Sierra (Ramiro Vargas) y otra persona quien  es  la responsable del trabajo político – urbano y  cuya identidad aún se desconoce.

La creación de un Frente de Guerra Urbano y la tendencia a diferenciar y fortalecer el trabajo político del militar dificulta el cálculo del número total de integrantes que hacen parte de esta guerrilla, sin embargo, se calcula que el número de hombres y mujeres  en las filas del ELN podría ascender a 2500.

This entry was posted in ELN and tagged , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s