APLICACIÓN DE ACUERDOS, UN TEMA COMPLEJO

Aplicación de acuerdos, un tema complejo

Crisis Group explicó que Gobierno y Farc deben explicar cómo se aplicará lo acordado. Lo calificó de ambicioso.

Por JORGE IVÁN POSADA | Publicado el 29 de septiembre de 2014
importancia de explicar cómo se aplicarán los puntos hasta ahora pactados, destacó el contenido de los mismos, y analizó que a mayor publicidad sobre esos contenidos, “mayor será la posibilidad que el acuerdo se refrende por la ciudadanía”.
el país gana mucho porque tiene el espejo de Guatemala. Allá hubo un proceso de paz de siete años y el referendo se perdió básicamente por muchas razones y una fue que la gente no conoció a tiempo los acuerdos. Entonces, sacarlos ahora va a traer una gran discusión, va a traer un debate, porque la ciudadanía tiene los elementos.

Es tan ambicioso lo acordado entre el Gobierno y las Farc —según los tres acuerdos parciales logrados en La Habana— que el presidente Juan Manuel Santos y la guerrilla deberán aclararle al país cómo y con qué recursos se hará esa modernización del campo, se ampliará la participación política y se logrará la erradicación del narcotráfico.

Así lo consideró el peruano Javier Ciurlizza, director para América Latina y el Caribe de International Crisis Group —fue secretario ejecutivo de la Comisión de la Verdad y Reconciliación del Perú— para quien la clave ahora es que se aclare cómo se implementarán los acuerdos.

Ciurlizza, que calificó como adecuada la decisión de ambas partes de publicar el contenidos de lo pactado hasta ahora, explicó que es la hora en que Gobierno y Farc sean más realistas, tal y como se estableció desde un principio: “dar por concluido el conflicto armado porque esos objetivos no se van a cumplir con la firma de un acuerdo sino con muchas cosas más. El resto más difícil es el cumplimiento”.

Lo ambicioso del acuerdo
El presidente Juan Manuel Santos centró su intervención en la 69 Asamblea General de la ONU, en decir que Colombia pasó de la esperanza de lograr la paz a una posibilidad real de alcanzarla a través de los actuales diálogos en Cuba.

Además, con la decisión de publicar los tres acuerdos parciales, previo a su intervención, dejó el mensaje de que la negociación con la guerrilla más vieja del continente es transparente. Por último hizo énfasis en explicar los resultados obtenidos hasta el momento, que Humberto de la Calle, quien comanda la delegación del Gobierno en La Habana, ya había explicado el pasado miércoles.

Y es que lo acordado por las partes va desde la creación de un fondo de tierras de distribución gratuita —que dispondrá de millones de hectáreas sin contabilizar por ahora, en un periodo de años por establecer— hasta el diseño y ejecución de planes nacionales de vías terciarias, de electrificación, conectividad, educación y salud rural, todo contenido en el acuerdo titulado “Hacia un nuevo Campo Colombiano: Reforma Rural Integral”, de 21 páginas.

Por otro lado están las circunscripciones transitorias especiales de paz que es el compromiso del Estado con los derechos para el ejercicio de la oposición política, particularmente para los nuevos movimientos que surjan luego de la firma del acuerdo final. Y sobre este punto se habla, claramente, sobre “el nuevo movimiento que surja del tránsito de las Farc a la actividad política legal”.

Un movimiento que contará con una seguridad especial para poder ejercer la política, como quedó consagrado en el segundo punto pactado de 19 páginas, “Participación política: Apertura democrática para construir la paz”. Además se implementará el estatuto de garantías para el ejercicio de la oposición.

En el último punto, “Solución al problema de las drogas ilícitas”, de 24 páginas, se haba de la creación de los programas de sustitución de cultivos Ilícitos y de intervención integral del consumo de drogas, así como la implementación de un sistema nacional de atención al consumidor de drogas ilícitas.

Humberto de la Calle, desde Cuba, resaltó el compromiso al que llegaron las Farc en este punto, más si se habla que hoy en día esta guerrilla es calificada como el cartel de cocaína más grande del mundo, según la DEA. “Las Farc se comprometieron a contribuir de manera efectiva, con la mayor determinación y de diferentes formas y mediante acciones prácticas, con la solución definitiva al problema de las drogas ilícitas, y de poner fin a cualquier relación, que en función de la rebelión, se hubiese presentado con este fenómeno”.

Críticas a lo acordado
En ninguna de las 64 páginas de los tres acuerdos parciales encontró algo trascendental para la vida política del país, el senador del Centro Democrático, Jose Obdulio Gaviria.

Respecto al tema de tierras, el parlamentario afirmó que “es evidente el designio de las Farc de desterrar del escenario económico colombiano la producción capitalista”, ya que “ahí hay una trampa de las Farc que son las zonas de reserva campesina. Esa no es una forma de organización de la agricultura”.

Respecto al punto de participación política dijo que “han hecho una botadera de corriente sobre tópicos y tautologías del derecho constitucional, reforma electoral, circunscripciones especiales para unas regiones, garantías a las movilizaciones populares, que hemos discutido los que estudiamos el derecho constitucional en miles de reuniones, en foros, sin haberle pegado un tiro a nadie”.

Y finalmente, sobre el acuerdo sobre la solución al problema de las drogas ilícitas, criticó que “las Farc sean los voceros de una política antidrogas cuando ellos son los principales actores del narcotráfico”.

Sin embargo el mismo Javier Ciurlizza, quien habló de la importancia de explicar cómo se aplicarán los puntos hasta ahora pactados, destacó el contenido de los mismos, y analizó que a mayor publicidad sobre esos contenidos, “mayor será la posibilidad que el acuerdo se refrende por la ciudadanía”.

Por ahora Gobierno y Farc continúan con la discusión de los dos temas restantes: Víctimas y Fin del Conflicto. Hay que recordar que resta uno adicional, que es el de la Implementación, verificación y refrendación. Es allí donde quedaría saldada la inquietud de cómo se aplicarán estos tres temas tan ambiciosos —más los dos que faltan— y de dónde saldrían los recursos para ejecutarlos.

El punto añadido comprende pactar cuál será el instrumento de implementación y verificación, el acompañamiento internacional, el presupuesto, las herramientas de difusión y el mecanismo de refrendación

PARA SABER MÁS

APOYO DE LA UNIÓN EUROPEA

“Acogemos con satisfacción el anuncio conjunto del Gobierno y las Farc de publicar los textos completos de los acuerdos. La U.E. apoya las conversaciones y se anima con la presentación de estos acuerdos que muestran la profundidad de los debates y la voluntad de las partes para abordar los temas esenciales hacia una solución al conflicto”.

ANÁLISIS

“Este diálogo sacrificó la participación por agilidad”

Ariel Ávila
Investigador Fundación Paz y Reconciliación

Hay que recordar que el modelo de paz de El Caguán era dar mucha participación pero allá nunca se acordó nada. Hasta el Presidente de la Bolsa de Nueva York pasó por allá para hablar sobre el control del dólar.

Ahora, el modelo de La Habana hizo esto: sacrificó la participación para darle agilidad y eso creó una situación de mitos, de que se estaba negociando la propiedad privada, la inversión extranjera, que no iba a ver cárcel para los guerrilleros y eso terminó haciéndole mucho daño al Gobierno. Así se vio en la elección de Juan Manuel Santos.

Por otro lado, creo que el país gana mucho porque tiene el espejo de Guatemala. Allá hubo un proceso de paz de siete años y el referendo se perdió básicamente por muchas razones y una fue que la gente no conoció a tiempo los acuerdos. Entonces, sacarlos ahora va a traer una gran discusión, va a traer un debate, porque la ciudadanía tiene los elementos.

Otra cosa hubiera sido publicar el acuerdo tres meses antes de la votación para un referendo; el precio era muy alto. Por otro lado, creo que el presidente Santos, en la Asamblea de la ONU, logró lo que quería: un respaldo al proceso de paz en ese escenario.

EN DEFINITIVA

Tras 22 meses de diálogos de paz, Gobierno y Farc decidieron publicar el contenido de los tres acuerdos parciales. Decisión que busca contrarrestar los mitos que se han creado sobre el proceso.

This entry was posted in Negociaciones and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s