JUSTICIA Y APOYO PARA LA PAZ

Justicia y apoyo para la paz

Tres analistas y una víctima aseguraron que Santos debe centrar su discurso en la justicia, el posconflicto y las víctimas.

Publicado el 25 de septiembre de 2014

Hace un año el presidente Juan Manuel Santos le pidió a la comunidad internacional respetar el derecho de Colombia a buscar la paz. Hoy, en su intervención en la 69 Asamblea General de la ONU, el Primer Mandatario centraría su discurso, nuevamente, en defender la autonomía del país para lograr un equilibrio entre el fin del conflicto y la justicia.

A su vez, hay expectativa por lo que pueda decir respecto del posconflicto —a la hora de reconstruir las zonas más afectadas—, la reparación a las víctimas y también si va a ahondar en cómo Colombia aplicará la justicia transicional.

Sobre estos tres temas consultamos a tres expertos y a una víctima, y esto es lo que piensan sobre lo que debería exponer Santos en Nueva York.
El pasado martes, el presidente Santos dijo en el Club Harvard de Nueva York que Colombia es el primer país que adelanta unas negociaciones al amparo del Tratado de Roma, a la hora de juzgar los crímenes atroces, de guerra y la violación a los Derechos Humanos. Se espera que hoy se centre, otra vez, en convencer a la comunidad internacional de que habrá una paz justa. Sobre este particular, León Valencia, director de la Fundación Paz y Reconciliación, considera que el Presidente debe despejar dudas sobre la salida en justicia transicional, ya que “siempre hay el temor de que si hacen grandes concesiones en justicia, para que haya paz, haya después una intervención de organismos internacionales”.

Incluso Aldo Cívico, investigador de Columbia University, dijo que si Santos insiste en hablar de la autonomía de Colombia a la hora de aplicar justicia “al mismo tiempo debe decir que va a respetar el marco internacional de justicia transicional que seguramente no podrá aceptar la impunidad”.

Otra cosa piensa Rafael Nieto Loaiza, experto en DIH. Nieto asegura que Santos debería decir en la ONU que no habrá impunidad y que cumplirá con lo ordenado en el nuevo derecho penal internacional “que se materializa de manera definitiva en la Corte Penal Internacional de la que somos parte. Y no lo hará porque no tiene acuerdo en ese punto con las Farc que, además, han hecho de la no sanción de sus crímenes un punto de honor”.

El posconflicto
Frente al tema del Posconflicto, Nieto indicó que el Presidente “tratará de vender” las negociaciones y hablará de lo que significaría la firma “de un acuerdo definitivo con las Farc para la región y sus beneficios regionales para potenciales inversionistas”.

Frente a este punto, León Valencia indica que Colombia reforzará el discurso de la necesidad del apoyo internacional para la reincorporación de los combatientes y para reconstruir las zonas más afectadas por el conflicto. En un conflicto, como ha insistido el Gobierno, que no solo padece el país, también sus vecinos.

“El tema de los cultivos ilícitos tiene una repercusión internacional. Creo que ahí hay unos argumentos para decir que es necesaria la participación de Estados Unidos”, dijo Valencia. Finalmente, Teresita Gaviria de Madres de la Candelaria, señaló que la intervención de Santos en la Asamblea de Naciones Unidas deberá servir para que la comunidad internacional apoye al Estado en la reparación integral de las 6.864.934 de víctimas del conflicto armado.

TEXTUALMENTE

Solución concertada a los cultivos ilícitos

GOBIERNO Y FARC
Parte del borrador solución al problema de drogas ilícitas

“La persistencia de los cultivos ilícitos está ligada en parte a la existencia de condiciones de pobreza, marginalidad, débil presencia institucional, además de la existencia de organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico.

Como consecuencia de lo anterior es necesario diseñar una nueva visión que atienda las causas y consecuencias de este fenómeno, especialmente presentando alternativas que conduzcan a mejorar las condiciones de bienestar y buen vivir de las comunidades en los territorios afectados por los cultivos de uso ilícito. También que aborde el consumo con un enfoque de salud pública (enfermedad) y que se intensifique la lucha contra las organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico, incluyendo actividades relacionadas como las finanzas ilícitas, el lavado de activos, el tráfico de precursores y la lucha contra la corrupción, desarticulando toda la cadena de valor del narcotráfico.

Esas políticas darán un tratamiento especial a los eslabones más débiles de la cadena del narcotráfico, que son los cultivadores y consumidores de drogas ilícitas, e intensifican los esfuerzos de desarticulación de las organizaciones criminales.

Las estrategias y políticas deben tener un enfoque territorial basado en la participación ciudadana y en la presencia y fortalecimiento y protección de las comunidades, con un enfoque de derechos humanos”.

This entry was posted in Justicia Transicional, Negociaciones and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s