Entrevista Gloria Gómez, coordinadora Asociacion Familiares Detenidos-Desaparecidos

“A los familiares se nos tildó de mentirosos y oportunistas”

Gloria Gómez, coordinadora de la Asociación de Familiares Detenidos-Desaparecidos, habló con Semana.com sobre el dolor de las familias de los inadvertidos y el trascendental acuerdo en La Habana sobre este tema.

18/10/2015

Este sábado hubo una buena noticia desde la mesa de negociación del Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC para los familiares de los desaparecidos del largo conflicto armado. Las delegaciones dieron conocer la puesta en marcha, de forma inmediata, de las primeras medidas de búsqueda, ubicación, identificación y entrega digna de restos. Además, anunciaron que se creará una unidad que ayude a la “búsqueda de las personas desaparecidas en el contexto y en razón del conflicto armado”.

Guerrillas, paramilitares, miembros de las Fuerzas Armadas, narcotraficantes y bandas criminales han dejado en su accionar miles de desaparecidos cuyas familias aguardan la esperanza, en el mejor de los casos, de encontrarlos o esclarecer lo ocurrido con ellos. La labor será titánica, pues se calcula que hay más de 50.000 desaparecidos.

Semana.com habló con Gloria Gómez, de la Asociación de Familiares Detenidos-Desaparecidos (Asfaddes), organización pionera desde 1982 en la búsqueda y reconstrucción de hechos que den con el paradero de las víctimas de desaparición forzada.

Semana.com: ¿Cómo es el suplicio de los familiares de personas que han sido desaparecidas en la guerra?

Gloria Gómez: El dolor en las familias tiene que ver con la incertidumbre, la angustia y la ausencia de respuestas sobre sus seres queridos. Pero también la esperanza, la ilusión de lo que puede cambiar. Es una cantidad de encuentros y desencuentros entre la expectativa, la rabia, la angustia que permanece en el tiempo. Ese el dolor.

Semana.com: Según sus cálculos, ¿cuántas personas desaparecidas ha dejado el conflicto armado en Colombia?

G.G: Como organización asumimos la postura de no hablar de cifras porque no estamos convencidas. Las cifras deshumanizaron y desnaturalizaron la situación y el drama que vivimos las familias.

Semana.com: ¿Quiénes han sido los principales responsables de desaparición forzada?

G.G: Hemos determinado que en los años 70, 80 y parte de los 90 los mayores responsables fueron funcionarios o agentes del Estado y luego grupos paramilitares que han actuado con complicidad y tolerancia del mismo Estado. Luego vienen, desde finales de los 90 y lo que ha corrido de este milenio, los grupos insurgentes en menor escala con sectores del narcotráfico. Siempre hemos dicho que hay un mayor responsable por acción directa u omisión: el Estado colombiano.

Semana.com: ¿El Estado ha hecho un ‘mea culpa’ integral sobre los desaparecidos?

G.G: Sólo ahora se ha mostrado una voluntad política que hace mucho tiempo veníamos exigiendo. Infortunadamente el Estado no ha respondido en la búsqueda, el hallazgo y el esclarecimiento de los hechos y tampoco ha reconocido su responsabilidad por no haber actuado y no haber protegido a las personas.

Semana.com: Hasta ahora, ¿cómo ha sido el tratamiento a los familiares de los desaparecidos?

G.G: Hasta hace muy poco tiempo la actitud de los funcionarios siempre fue despectiva e irrespetuosa con nuestra necesidad de saber por nuestros seres queridos, sobre todo, de atender la solicitud de los familiares en lo que tiene que ver con la búsqueda inmediata. Por eso hay tantas y tantas víctimas. Los familiares cuando buscamos a una autoridad es porque necesitamos que actúen, porque verdaderamente tenemos necesidad de que los busquen. Esas frases recurrentes de que “seguramente se fue con la novia”, “se fue de turismo”, “está en la guerrilla”, hace mucho daño a los familiares. A los familiares siempre se nos tildó de mentirosos, oportunistas y apenas hace poco se nos está reconociendo como personas que tenemos derechos.

Semana.com: ¿Cómo reciben el acuerdo al que llegaron el Gobierno y las FARC en materia de desaparecidos?

G.G: Saludamos el acuerdo y la voluntad que se está mostrando desde la mesa de atender los casos de desaparición forzada en Colombia. La postura de crear una unidad tiene que ver con esos requerimientos y planteamientos que hicimos nosotros como familiares en la segunda delegación en La Habana. Tener un mecanismo ágil, efectivo y eficaz en la búsqueda y el hallazgo de las personas desaparecidas es un paso muy importante que nos genera expectativas. Vemos que hay una participación definida de las víctimas y organizaciones de derechos humanos y hay unas responsabilidades que valoramos.

Semana.com: ¿Confían en las FARC para la entrega de información que dé con los restos de algunas víctimas?

G.G: Si hay un acuerdo entre las FARC y el Gobierno, necesariamente se está partiendo de un compromiso de confianza. Esperamos que las dos partes entreguen la información necesaria, pues las dos están involucradas en desapariciones forzadas. Esperamos que el acuerdo se consolide.

Semana.com: Hasta ahora y en los casos que ustedes acompañan, ¿han encontrado justicia?

G.G: No. La justicia ha sido uno de los derechos más esquivos para nosotras. El tema de justicia partirá después de haberlos encontrado, de haber exhumado las fosas de NN en los cementerios. Ahí tendríamos que mirar cómo el acuerdo sobre justicia nos garantizará ese derecho.

This entry was posted in Entrevista, Justicia Transicional, SCO and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s